Todo Para Prematuros

El blog donde podrá encontrar todo lo que necesita saber para su bebe prematuro.

Respuestas emocionales de padres de bebés prematuros

en 25/01/2012

Negación y culpabilidadmadre prematuros

En artículos anteriores he compartido con ustedes información sobre los bebés prematuros: su aspecto físico, sus necesidades y métodos que pueden ser utilizados para su estimulación, entre otros. Este mes deseo compartir un aspecto de igual importancia, que es darles a conocer algunas de las emociones que podemos llegar a sentir los padres cuando un hijo nace de manera prematura.

Al momento del médico dar la noticia que nuestro bebé, que pensábamos nacería a término y en el cual habíamos puesto todos nuestros sueños de una paternidad normal, nacerá de manera prematura, nuestro mundo de padres se ve inundado de un mar de sentimientos, que difícilmente podemos comprender inmediatamente. Es normal llorar por la pérdida de estos sueños; es un proceso natural y común por el cual la mayoría de los padres de bebés prematuros atravesamos, pero, aunque se crea que con el tiempo estas emociones se han superado, pueden llegar a florecer nuevamente ante determinadas circunstancias. Es por eso que me parece que deben de conocerse estos sentimientos, para así poder llegar a comprenderlos y superarlos.

Negación
Al principio existe una especie de shock e incredulidad en que lo que está pasando, y los padres podemos pensar “esto no me puede estar ocurriendo a mí”. Estos sentimientos y la incapacidad para reaccionar son la forma que tiene nuestra mente para protegerse de un acontecimiento traumático. Dentro de este proceso de protección de la mente, es impresionante cómo en estos momentos podemos llegar a sentirnos, de manera inconsciente, desvinculados de los hechos y desorientados. La incapacidad de comprender todos los detalles de lo que está sucediendo es normal, no solo por el estado emocional en que nos encontramos, sino también porque es un mundo nuevo, iniciando por el lenguaje utilizado por los médicos. Es probable que queramos que el médico y las enfermeras nos den pruebas de los problemas o que confirmen que lo que están diciendo es verdad. A veces ver a nuestro bebé en la incubadora con su nombre, conocer los aparatos a los que está conectado y el porqué, nos pueden dar prueba de que la situación es creíble. Muchas veces el hablar de ello con la persona que más confiamos nos servirá de ayuda.

Culpabilidad
Muchas madres nos llegamos a preguntar si somos culpables del parto prematuro. Nos culpamos a nosotras mismas, haciendo preguntas como “¿Y si me hubiera cuidado más?” o “¿Y si hubiera consultado antes al médico?” Estas dudas son normales, pero con el paso de los días pueden llegar a consumir mucha energía que se podría emplear mejor en cuestiones más importantes sobre nuestras necesidades o las de la familia. Es muy importante tomar un momento y elaborar preguntas para comprender la base médica del nacimiento prematuro de nuestro bebé, pues esto traerá tranquilidad y seguridad de que nada de lo que se hizo pudo causar el parto prematuro. Asistir a reuniones de grupos de apoyo o encontrarse con otros padres que han vivido la misma situación ayuda muchísimo superar estos sentimientos de culpabilidad.

Fuente: María Fernanda Zeissig


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: