Todo Para Prematuros

El blog donde podrá encontrar todo lo que necesita saber para su bebe prematuro.

Los bebés extremadamente prematuros tienen riesgo de desarrollar hipertensión

Un estudio realizado en Suecia revela que en los niños extremadamente prematuros aumenta el riesgo de desarrollar hipertensión a los dos años y medio de edad.
“Consideramos que a todos los niños que nacieron muy prematuros se les debería controlar la presión regularmente durante la niñez para detectar y tratar la hipertensión”, escriben los autores en la revista Pediatrics.

Hipertension en prematurosY eso se aplica a ambos sexos, indicó la autora principal, doctora Anna-Karin Edstedt Bonamy, del Instituto Karolinska de Estocolmo. “Las exposiciones en los primeros años de vida tienen efectos futuros en la salud. La presión alta en la niñez predice la hipertensión en la edad adulta”, detalló.
Para el estudio sobre niños de 2 años, el equipo de Bonamy analizó datos de 68 chicos de la cohorte del Estudio sobre Bebés Extremadamente Prematuros de Suecia (EXPRESS, por su nombre en inglés) y de 65 niños nacidos a término (grupo de control).
Los niños del estudio EXPRESS habían nacido entre el 2004 y el 2007 con menos de 27 semanas de gestación y con unos 810 gramos promedio de peso.
A los dos años y medio de edad, los niños prematuros tenían valores de presión sistólica y diastólica significativamente más altos que los integrantes del grupo de control.
Los varones prematuros tenían valores normales de presión (Z-scores) sistólica y diastólica significativamente más altos que los del grupo de control, mientras que las niñas prematuras sólo tenían la presión diastólica más alta que las controles.
“Casi no hay información sobre estas diferencias de género asociadas con el parto prematuro. Ya habíamos demostrado que la presión también aumenta en las niñas prematuras cuando se las estudia en la adolescencia, pero no habíamos podido identificar otros signos de diferencias de género en otros estudios de seguimiento de una cohorte de adolescentes que habían nacido extremadamente prematuros”, dijo Bonamy.
El equipo no halló una relación entre la presión de los niños y la hipertensión materna o el uso de tratamientos prenatales con esteroides. Tampoco pudo correlacionar la presión con las principales causas de morbilidad neonatal.
Aunque los valores de presión durante el seguimiento no se correlacionaron con el crecimiento fetal o neonatal, los niños que más peso aumentaron en el período posnatal tuvieron valores más bajos de presión.
La autora adelantó que el equipo les realizará a los mismos participantes exámenes del corazón, las grandes arterias, la función pulmonar y la actividad física a los 6 años de edad.
“Estamos evaluando también el neurodesarrollo porque sería interesante correlacionar la presión no sólo con los factores de riesgo perinatal y las determinaciones cardiovasculares, sino también con la capacidad cognitiva y la conducta. Más adelante, en la niñez tardía/adolescencia, les haremos una evaluación de la presión durante 24 horas y estudiaremos su capacidad física”, precisó.
“Las medidas de prevención primaria de los problemas cardiovasculares pueden ser importantes para mejorar el estado de salud futura de quienes nacen prematuramente, aunque todavía se necesitan estudios de seguimiento entre el parto y la edad adulta”, agregó.
La autora dijo que recomienda controlar la presión, prevenir la obesidad y promover la actividad física desde la niñez.

FUENTE: Pediatrics, online 2 de abril del 2012
Anuncios
Deja un comentario »

Los bebés prematuros tardíos expuestos al tabaco tienen 2,5 veces más probabilidades de ser hospitalizados por VRS

Los bebés prematuros tardíos –nacidos en las semanas 32 y 36 de gestación– expuestos al humo del tabaco tienen 2,5 veces más probabilidades de ser hospitalizados por el Virus Respiratorio Sincitial (VRS) que los que no lo están.

Asimismo, según el estudio europeo ‘El impacto del tabaquismo parental en el riesgo de infección por Virus Respiratorio Sincitial (VRS) y la eficacia de la protección inmunoprofiláctica de los prematuros tardíos’, de los bebés que estuvieron expuestos al tabaco, los que recibieron profilaxis como medida de prevención contra este virus tuvieron 3,5 posibilidades menos de hospitalización por VRS grave frente a aquellos que no recibieron este tratamiento.Prematuro tardío

Para realizar este estudio se llevó a cabo un ‘meta-análisis’ en el que se analizaron los datos de 5.903 bebés prematuros tardíos, de los que 2.357 (39,9 por ciento) de ellos habían sido expuestos al humo del tabaco en el hogar, es decir, al menos un miembro de la familia era fumador.

“El meta-análisis que llevamos a cabo demostró que los prematuros tardíos expuestos al humo del tabaco tienen 2,5 veces más probabilidades de ser hospitalizados por VRS que los que no lo están. Por otro lado, de los prematuros tardíos que estuvieron expuestos al humo del tabaco, los que recibieron profilaxis como medida de prevención contra el VRS tuvieron 3,5 posibilidades menos de hospitalización por VRS grave frente a aquellos niños que no recibieron la profilaxis”, comenta el presidente de la Asociación Mundial de Medicina Perinatal (WAPM) y Consultor Senior del Servicio de Neonatología del Hospital Clínic de Barcelona,Carbonell-Estrany.

Asimismo, según explica el presidente de la Sociedad Española de Neonatología (SEN), Josep Figueras, gracias a los resultados obtenidos a partir de esta investigación en este estudio se muestra que el tabaquismo parental es, junto con otros factores, un “importante factor de riesgo” para la adquisición de infecciones graves por VRS en prematuros tardíos. “La mejor medida preventiva es que desaparezca el tabaquismo parental, si bien los prematuros tardíos pueden beneficiarse de la prevención del VRS a través de la inmunoprofilaxis con palivizumab”, puntualiza.

Dicho esto, el experto asegura que las hospitalizaciones por infección respiratoria aguda causadas por este virus consumen una “gran cantidad” de recursos sanitarios en nuestros hospitales. Por ello, prosigue, la aplicación de la administración de inmunoprofilaxis constituye un “beneficio” ya que contribuye a reducir los casos de hospitalización en esta población de riesgo y, por tanto, del consumo de recursos sanitarios de nuestro sistema de salud.

MÁS DEL 79% DE LOS BEBÉS PREMATUROS SON TARDÍOS

Los prematuros tardíos representan más del 79 por ciento de prematuros en España y, respecto a la población total española de bebés recién nacidos vivos, representan un 5,8 por ciento. Estos bebés constituyen una población cuya tasa de morbimortalidad es significativamente mayor que la de los recién nacidos a término; de hecho, el riesgo de morbilidad se multiplica por dos por cada semana que se adelanta el parto antes de las 38 semanas.

Asimismo, estos bebés presentan un riesgo mayor que los recién nacidos a la hora de sufrir infecciones respiratorias graves por VRS, ya que en el momento de su nacimiento sus órganos y sistemas no han completado su desarrollo y son más vulnerables a todo tipo de infecciones, por carecer también de anticuerpos que les ayuden a combatirlas.

Fuente: Europapress

Deja un comentario »

Vacunación del niño prematuro.

Las infecciones bacterianas o virales pueden adquirir mayor gravedad o incluso ser letales en niños prematuros. El retraso de la vacunación en prematuros es frecuente.

Esto se debería a falta de claridad sobre la seguridad y respuesta inmune de las vacunas así como a una subestimación de los riesgos de las infecciones en estos niños. No hay evidencia de que la frecuencia de reacciones adversas a vacunas en prematuros sea mayor que en niños de término. Aunque en prematuros extremos la respuesta inmune a vacunas puede ser menor, generalmente es suficiente para una adecuada protección contra infecciones graves. El esquema de inmunización debe ser similar al del niño de término, según edad cronológica. En prematuros debieran considerarse vacunas especiales como anti-neumocócicas conjugadas, anti-influenza. Otras estrategias para proteger a estos niños serían la adherencia rigurosa de los contactos intra domiciliarios al esquema del Programa Ampliado de Inmunizaciones así como el uso de vacunas especiales como la anti-influenza y pertussis acelular en niños mayores y adultos.

Aspectos prácticos de la vacunación en el prematuro

Sitio de administración. Una limitante en el uso de vacunas inyectables en prematuros es el sitio anatómico para su administración. Los prematuros tienen una cantidad reducida de tejido celular subcutáneo, por lo que en los primeros 6 meses de vida las vacunas de administración intramuscular (DPT, DPT-Hib, VHB) deben inyectarse en la cara antero lateral del muslo, donde existe mayor cantidad de masa muscular6. Se recomienda asimismo usar agujas más cortas que la habitual en otros niños.

Dosis. Otro factor relevante y a veces causa de confusión es la dosis unitaria (o carga antigénica) de cada vacuna; ella que debe ser siempre similar a la empleada en un niño de término. No hay fundamento para el uso de dosis reducida o fraccionada y por el contrario, esta práctica puede resultar en una respuesta inmune inadecuada6.

Intervalos. Entre una y otra dosis del mismo antígeno (Ej. DPT-Hib, VHB) deben existir, igual que en el resto de los niños, entre 6 y 8 semanas.

Calendario. Como concepto general, los niños prematuros deben observar un esquema similar al niño de término para las vacunas del PAI (Tabla 1), comenzando su programa de vacunación a los dos meses de edad cronológica (post natal) y cumpliendo el mismo programa que un niño de término.

tabla vacunacion prematuros

Vacunación del prematuro hospitalizado. Los prematuros que se mantienen hospitalizados por más de dos meses deben ser vacunados de acuerdo al grado de estabilidad clínica del niño. Se considera estable al niño que se encuentra en fase de crecimiento sostenido, sin necesidad de ventilación mecánica o terapia para infecciones graves, sin alteraciones metabólicas, renales, cardiovasculares o respiratorias significativas. En niños estables la recomendación es iniciar el programa de vacunación en forma habitual y sólo diferir la vacuna de polio oral hasta el momento del alta (por su riesgo de diseminación nosocomial) o bien administrarles vacuna anti polio inactivada.

Para los niños en categoría de inestables la recomendación es diferir la vacunación hasta lograr su estabilización o hasta después del alta.

Aquí puedes ampliar este artículo

Deja un comentario »

Detectarán daño cerebral en prematuros antes del año de vida.

 Haz click para ver el video: Detectar daño cerebral en bebes prematuros

Deja un comentario »

A %d blogueros les gusta esto: